Bolivia, fútbol en obras y con Alemania como espejo

Gustavo Quinteros lidera desde el banquillo la transición de la selección

Bolivia, fútbol en obras y con Alemania como espejo

Quedan muy lejos los tiempos de los españoles Xabier Azkargorta y Antonio López al frente de Bolivia, cuando disputó el Mundial de Estados Unidos (1994) y fue subcampeona de una Copa América en la que era anfitriona
(1997). Un jugador de aquella generación, el argentino nacionalizado boliviano Gustavo Quinteros, trata ahora de liderar desde el banquillo la transición para devolver a Bolivia la pujanza de esos años. “Es muy difícil pensar
en ganar la Copa América”, reconoce al otro lado del teléfono; “nada es imposible, pero somos realistas. Nos servirá para formar el equipo que peleará por ir al Mundial”.
Quinteros piensa a largo plazo al tiempo que se lamenta porque, en su opinión, el fútbol en Bolivia ha empeorado. “No se ha trabajado bien en las categorías inferiores. El 85% del equipo nacional juega en el fútbol local. Eso no
puede ser”, opina. Desde que llegó al cargo, a finales de 2010, trata de renovar el grupo y su forma de jugar. Tiene los pies en la tierra, pero asegura: “Queremos ser algo parecido a la Alemania del último Mundial. Intentaremos
conservar mucho la pelota”.
El técnico ha tratado de combinar en su justa medida experiencia —sobre todo en la retaguardia— y juventud. “Tenemos gente como Arias, elegido mejor arquero del año en Israel, al defensa Raldes, que ha jugado mu-
cho en Argentina…”, explica; “y arriba hay jóvenes como Pedriel y Martins, ambos en Europa”.
Bolivia jugará el partido inaugural contra la anfitriona, Argentina, a la que en la fase de clasificación para el último Mundial le endosó un 6-1 en La Paz, cuando todavía era la selección de Maradona. Aquella goleada la abrió precisamente Marcelo Martins (Shakhtar). A sus 24 años, este delantero con sangre brasileña ha jugado ya en Inglaterra, Alemania y Ucrania, y está llamado a liderar a Bolivia en el futuro. “Tiene un físico privilegiado y hace muy buenos movimientos ofensivos”, le elogia Quinteros. Pero a él le importa más el futuro, que este torneo sea un rodaje para encarar el largo trayecto a Brasil 2014. Siempre con Alemania como espejo.
FUENTE: El País
Anuncios

Acerca de Daniel Castresana

Soy periodista, licenciado en la Universidad Complutense de Madrid. También he estudiado el Máster de Periodismo del diario El País. Trabajé tres años en la cadena de televisión CNN+ y uno en El País. En 2013 viví en Guayaquil (Ecuador), donde trabajé en el diario Expreso.

Publicado el 30 junio, 2011 en Deportes, El País, Fútbol, Reportajes publicados y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: