Delibasic, la historia de Montenegro

El delantero del Rayo marcó el gol que metió en la repesca de la Eurocopa a su selección, que nació hace cuatro años.- Hoy se mide a la República Checa

Delibasic

Delibasic

Cuando en 1991 estalló la guerra de los Balcanes, los familiares del delantero del Rayo y de Montenegro Andrija Delibasic (Niksic; 1981) no se quitaban el miedo del cuerpo. Aunque los frentes de batalla quedaban lejos, era inevitable que temblaran. “Cualquier día la guerra podía llegar a nuestra puerta”, recuerda el jugador; “sin Internet ni móviles, los mayores se juntaban cada noche durante horas para ver los informativos”. Protegida por Serbia y alejada de los combates, Montenegro acabó pasando la marejada con relativa tranquilidad y en 2006 consiguió su independencia por la vía parlamentaria. Para entonces, Delibasic, un niño de 10 años cuando estalló el conflicto, era ya un delantero de amplio bagaje en el fútbol europeo. Hijo de un obrero metalúrgico y una bibliotecaria, de chaval recurrió al balón para olvidar las tensiones de la guerra, siempre con el 9 a la espalda. Su gol más importante, sin embargo, lo marcó 20 años después, luciendo el 23. Hace poco menos de un mes, un cabezazo suyo clasificó a la joven y sorprendente selección de Montenegro para la repesca de la Eurocopa, en la que hoy se estrena ante la República Checa (20.15, GolT).

Aunque desde el principio fue un habitual de las convocatorias, Delibasic no contaba demasiado a la hora de jugar. Su momento de gloria, sin embargo, estaba por llegar. “Unas veces entraba desde el banquillo y otras ni eso. Pero estaba tranquilo, sabía que al final llegaría la oportunidad y podría aprovecharla”, relata; “contra Inglaterra, entré cuando faltaban 10 minutos. Perdíamos 1-2, yo sabía que Gales estaba ganando a Suiza y que un punto nos valía. Se lo dije a mis compañeros y metimos una marcha más”. En el minuto 91, en un área plagada de ingleses y montenegrinos, Delibasic encontró el hueco exacto para elevarse y rematar un centro de Savic, central del Manchester City. Chocó contra el poste, pero no le importó. El balón había entrado, así que corrió desbocado y se encaramó a la valla para dejarse abrazar por un público extasiado. “Es un gol histórico para el fútbol y el deporte montenegrino”, celebra; “el más importante de mi carrera”.

Montenegro, cuna de futbolistas tan brillantes como Pedja Mijatovic (exmadridista) y Dejan Savicevic (exmilanista y actual presidente de la federación), ha progresado de forma excepcional en sus cuatro años de historia como selección independiente. Se estrenó oficialmente en el ranking de la FIFA en junio de 2007 ocupando el puesto 199. Cuatro años después, llegó a ser 16ª (actualmente es 39ª). “Solo necesitábamos tiempo para jugar juntos, aunque también influyó la llegada de Zlatko Kranjcar al banquillo en 2010”, opina Delibasic. Insuflando altas dosis de confianza a sus futbolistas, entre los que destacan Vucinic (Juventus), Jovetic (Fiorentina) y Vukcevic (Blackburn), el técnico comandó el excelente arranque del equipo en la fase de clasificación. Pero un par de tropiezos bastaron para que una impaciente federación le sustituyera por su segundo, Branco Brnovic. El exespañolista mantuvo la línea de su predecesor para lograr el pase a la repesca.

Para cumplir el sueño de llegar a la Eurocopa, Delibasic y los suyos deberán superar a doble partido a la República Checa, rival con más tablas pero en fase de renovación generacional. “Son fuertes, aunque tenemos la ventaja de jugar la vuelta en Podgorica -la capital-, donde somos muy incómodos”, asegura. “Para nosotros, solo estar en la repesca es como ganar la Eurocopa, así que jugarla sería como ganar el Mundial. Vamos a dar más del 100% para pasar”. En Montenegro, que tiene 625.000 habitantes, no se habla de otra cosa. Ocurra lo que ocurra, pasará mucho tiempo antes de que su gol sea olvidado. Siempre y cuando, claro, no le marque otro más importante a la República Checa.

FUENTE: El País

Anuncios

Acerca de Daniel Castresana

Soy periodista, licenciado en la Universidad Complutense de Madrid. También he estudiado el Máster de Periodismo del diario El País. Trabajé tres años en la cadena de televisión CNN+ y uno en El País. En 2013 viví en Guayaquil (Ecuador), donde trabajé en el diario Expreso.

Publicado el 11 noviembre, 2011 en Deportes, El País, Fútbol, Reportajes publicados y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: