El Hércules pierde la fuerza

El equipo alicantino cae ante el Numancia (2-1) y dilapida el liderato por primera vez en dos meses marcados por la epidemia de paperas

Dos meses después de encaramarse a lo más alto de la tabla, tras 10 jornadas mirando al resto de los equipos de la Segunda División por el retrovisor, el Hércules cayó ante el Numancia (2-1) y perdió el liderato, toda vez que suma cuatro partidos consecutivos sin ganar. En el último encuentro de 2011, el Hércules le dijo adiós al año y a una primera plaza que pertenece ahora a su gran rival, el Elche, que le saca un punto y que el viernes arrolló al Alcorcón (6-0).

“No es algo que nos preocupe”, afirma Juanra, uno de los pilares de la zaga del Hércules; “hasta ahora no habíamos pensado mucho en el liderato, sino en el día a día, en trabajar y ser competitivos. Confío en que al final estaremos arriba y no creo que eso vaya a depender de que ahora seamos primeros o segundos”. Pero están en una mala racha porque desde que batieron al Celta en Balaídos el 19 de noviembre, los de Juan Carlos Mandiá no han vuelto a saborear las mieles de victoria. “Hemos tenido unas semanas con muchos problemas con las lesiones, el tema de las paperas [hasta siete personas en el club han sufrido la enfermedad], el día a día ha sido complicado y eso ha afectado al equipo un poco a la hora de competir”, apunta Juanra; “esperemos que ahora se normalice todo y a la vuelta de las fiestas estemos todos bien”.

La serie de tropiezos de los alicantinos arrancó, precisamente, en la visita del Elche al Rico Pérez (1-2). El Hércules empató después en Almería (1-1) y en casa ante el Valladolid (2-2). Todos eran rivales de la zona alta de la tabla. No es el caso del Numancia, pero ocurre que su estadio es un fortín para los alicantinos. En sus siete visitas a Soria, han perdido cuatro veces y han empatado tres. No acompañaban la historia ni la estadística, y el Hércules, que empezó ganando, acabó viendo como Díaz de Cerio le sentenciaba sobre la bocina.

El equipo alicantino se aupó en octubre a la cabeza y se mantuvo en lo alto ayudado por su efectividad en la retaguardia. De sus 10 triunfos en la Liga, siete llegaron con un marcador de 1-0. Poco certeros arriba, los de Mandiá convirtieron en zona prohibida para el rival el área de su guardameta, Ismael Falcón, que en las 14 primeras jornadas encajó solo seis goles, algo excepcional en Segunda. Pero en los cuatro últimos partidos, sin embargo, el meta y su equipo se han enfrentado a una buena dosis de normalidad, al recibir siete tantos. La consecuencia inmediata para un equipo que ha marcado bastantes menos goles (19) que sus inmediatos competidores fue un frenazo a su trayectoria, que le llevó a llegar a sacarle seis puntos al segundo en la jornada 11 y cinco en la 14. “El aspecto defensivo no depende solo de la línea de atrás, es cosa de todos”, opina Juanra; “y si el equipo ha estado mermado en las últimas semanas, se refleja en el campo. El parón va a venir bien”.

FUENTE: El País

Anuncios

Acerca de Daniel Castresana

Soy periodista, licenciado en la Universidad Complutense de Madrid. También he estudiado el Máster de Periodismo del diario El País. Trabajé tres años en la cadena de televisión CNN+ y uno en El País. En 2013 viví en Guayaquil (Ecuador), donde trabajé en el diario Expreso.

Publicado el 17 diciembre, 2011 en Deportes, El País, Fútbol, Reportajes publicados y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: